Natacha Echeveste - Espacio brill,  Centro de Terapias Holísticas





ADENTRO COMO AFUERA - POR JULIO BEVIONE

ADENTRO COMO AFUERA

Desde hace algunas semanas, la energía nos está moviendo hacia cambios internos algo extremos, llevándonos desde la euforia a la tristeza, despertando una sensación de vacío o melancolía, experimentando algunos dolores físicos poco habituales o con dificultad para mantenernos en armonía con lo que sucede alrededor.

Estos comenzaron a acelerarse después de los terremotos en Chile. No hay una fecha precisa, porque se han iniciado hace más tiempo, pero se están haciendo sentir más profundamente desde ésos días.

¿Qué tiene que ver un terremoto que ocurrió lejos de nuestro hogar con los cambios internos? Mucho.

Hemos escuchado decir que “como es adentro es afuera”, que “nuestro ser interior tiene contenido el cosmos” y “que un átomo se comporta como la hace la totalidad, porque la totalidad está contenida en ese átomo”.

La tierra, nuestro planeta, no es sino un gran espejo de cada uno de nosotros. Lo que nos pasa a nosotros, le pasa a la tierra. Y lo opuesto. Por esto es que la transformación del planeta depende de cada uno de nosotros. No solo porque debemos ser ecológicos, sino porque cuando sanamos, sana la tierra. Por eso estamos llamados a desarrollar, más que en otros tiempos, la espiritualidad.

Lo cierto es que la tierra ha movido su eje y nosotros deberíamos preguntarnos ¿Qué eje se nos ha movido a nosotros en estos días?

Quizás nos hemos replanteado nuestra vocación, una relación, la relación que tenemos con nosotros mismos o nuestras prioridades. Revisemos que eje se ha movido en nuestra vida. Busquemos en lo que es más obvio. (Una pista: los que nos este doliendo más en estos días, ahí está sucediendo algo…)

Y… dejemos que se caiga lo que se tenga de caer! Le facilitemos las cosas a la energía. No nos resistamos…

Aceptación para tener claridad.

Claridad para poder elegir lo que sigue.

Porque todo sigue. El mundo seguirá andando después de estos días de montaña rusa. Pero en estos días estamos decidiendo como queremos que sea: uno de paz o uno de caos.

Aceptar lo que nos pasa. Soltar la mente para tratar de entenderlo todo. Y confiar, confiar. Este es un momento de fe.

Hasta la próxima, Julio.


Autor: Julio Bevione

Volver a "Mensajitos para el Alma"



Los contenidos de este sitio sólo pueden ser utilizados en forma total sin alteraciones citando al autor/a  y a www.caminosalser.com