Caminos al Ser, un portal hacia la realización del Ser y la Paz Mundial
 
Frase del día
"La felicidad no llega desde lo que haces, la felicidad fluye hacia lo que haces, y por tanto hacia este mundo, desde muy dentro tuyo." Eckhart Tolle
Caminos de palabras

Camino en Sepia

Me permito iniciar un espacio que será algo así como una puerta apenas abierta. Detrás de la puerta hay todo un mundo, y su medida es la que cada uno de nosotros quiera darle. Me permito, digo, porque lo hago tímidamente y con la certeza de que no sé de lo que hablo, y de que cada cosa que digo es absolutamente discutible. Es más, la puerta y el mundo detrás de ella estaban y estarán allí más allá de mí, con lo cual no hay mérito ninguno en abrirla. No quiero dar definiciones acabadas ni emitir juicios, y si algo de eso asoma requiero perdón anticipado. Solo desearía que quien lea estas entregas sienta ganas de caminar entre palabras, de acompañarme o de adentrarse solo en el territorio sutil de la poesía. Las creaciones humanas comparten la divinidad con las creaciones divinas, nos traen la riqueza de lo invisible, de lo que toma forma de la mano de la inspiración. Inspiración que puede ser compañera de la tristeza, de la alegría, de la soledad más desesperante o de la intuición más maravillosa, pero que siempre es una búsqueda.
Un poeta es en esencia un buscador. Diría un buscador espiritual, aun a riesgo de que muchos poetas se enojen (conozco alguno en particular que se pondría iracundo conmigo, pero creo que en última instancia el enojo es una confirmación: siempre nos enoja sentirnos descubiertos). El poeta no puede quedarse nomás en el mundo de lo visible. Tiene que alterar el orden, buscar entre las estructuras del lenguaje coloquial o mundano, subvertirlo, ahondar. Las palabras son ese hilo sutil que lo lleva a otro estado, al alma desnuda, a sus profundidades y a las diversas honduras del mundo de las cosas y de las almas ajenas.
Más allá del sentido, quien lee poesía puede encontrar esas joyas, a veces pequeños pasajes, donde las palabras construyen el puente misterioso que une el mundo del escritor con el propio. En la poesía toda lectura es una traducción a un lenguaje interno, y entonces, oculto tras una palabra, aparece un mecanismo que logra tocar una fibra íntima, así como en los cuentos de hadas quien toca la tercera piedra de la izquierda accede a un territorio mágico donde todo puede suceder. Después de entregarnos a la poesía, a la palabra transmutada (entrega que de algún modo nos “disuelve”), algo se movió. No somos los mismos, aunque volvamos al mundo y el semáforo rojo nos conmine a detenernos, un pelapapas sea un pelapapas o un teléfono suene insistente en el escritorio.
A veces conmueve la dualidad de algunos poetas. Su imposibilidad de “estar en el mundo” y su amor al mundo. La angustia que trae la claridad en sus primeras etapas, si la búsqueda queda inconclusa. Locura, sinsentido y tragedia rodean a veces a los poetas que no pueden quedarse con lo que el mundo les ofrece porque simplemente ven más allá, pero sus visiones no llegan a permitirles atravesar esas fronteras que los cercan como nubes densas.
Dice Alejandra Pizarnik en un poema tan increíble como breve:
Explicar con palabras de este mundo
que partió de mí un barco llevándome.
(A.P. “Árbol de Diana”, 1962)


Este mismo libro comienza con este otro pequeño poema:
He dado el salto de mí al alba.
He dejado mi cuerpo junto a la luz
y he cantado la tristeza de lo que nace.


Alejandra PizarnikAlejandra Pizarnik es una poeta que sintetiza esta dualidad con una capacidad asombrosa. Con la certeza de una flecha lanzada por un experto, sus pocas palabras encierran una crudeza y una claridad descarnada, pero a la vez nos traen una belleza y una musicalidad que ponen al descubierto algo así como un anhelo oculto. Si no, miren:

Caminos del espejo

I
Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.

II
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro al borde filoso de la noche.

III
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.

IV
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.

V
Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el ramo que abandona el viento en el umbral.

VI
Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste.

VII
La noche de los dos se dispersó con la niebla. Es la estación de los alimentos fríos.

VIII
Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.

IX
Caer como un animal herido en el lugar que iba a ser de revelaciones.

X
Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos. Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.

XI
Al negro sol del silencio las palabras se doraban.

XII
Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla.

XIII
Aún si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo.

XIV
La noche tiene la forma de un grito de lobo.

XV
Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy. Peregrina de mí, he ido hacia la que duerme en un país al viento.

XVI
Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma.

XVII
Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa.

XVIII
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena de viento.

XIX
Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.


(A.P. Poesía completa. Ed. Lumen)

¿No es hermoso y terrible? ¿No leen detrás de lo aparente una búsqueda desesperada, como si ella supiera que no está sola ni separada a pesar de la soledad que la lastima?  

La poesía está llena de secretos. Ahora creo necesario hacer silencio y guardar mis palabras hasta la próxima entrega.
¡Gracias!

Gabriela Alberoni.

Pese a no tener más currículum que el título auto-otorgado de Amiga de las Palabras (y a los efectos prácticos, la corrección de dos novelas y algunos ensayos), ofrezco mi servicio de corrección de textos. Yo llamo a mi tarea “corrección consciente”, “corrección cuidadosa”. ¿Cómo explicarlo? Trabajé durante un tiempo acompañando nacimientos como doula. Siendo aprendiz de partera vi nacer a muchos niños y parir a muchas mujeres y siempre lo hice desde la perspectiva del respeto absoluto y de la no intervención. No hacer más que lo que la situación pide de mí y recordar que estoy para ayudar, pero que el proceso que cuenta es el de ese ser que nace y el de la mujer que le da nacimiento. Lo mismo intento hacer con las obras que corrijo: intervenir lo mínimo necesario para que estas lleguen al mundo con lo que su autor quiso transmitir intacto, cuidando el sentido como quien cuida celosamente a un bebé recién nacido.
Esto no es publicidad, porque sé que llegarán a mis manos las obras que tengan que llegar, ni más ni menos.
Para contactarme: click aquí



Comentarios: (nota: se muestran primero los comentarios más recientes)
Te invitamos a ingresar tu comentario, desde la Esencia y el Respeto Mutuo:
Mensaje Especial:
Name:
Tu nombre:
Email:
Tu Email:
Confirma tu Email:
Tu País:
Comentarios:
Tu comentario:

(5000 caracteres disponibles)
- las direcciones web serán automáticamente convertidas en links
- puedes embeber videos de youtube, vimeo, etc.
- no está permitido ingresar publicidad ni comentarios ofensivos
 

| Volver a la sección principal de Cuentos, Escritos, Leyendas y Relatos |
| Volver a la home principal |


Sebastián Alberoni
Meditación, Meditación de la Conciencia Pura, Ho'Oponopono, Camino Espiritual Integrado...  ver más

Natacha Echeveste
Reiki, Registros Akáshicos, Cuencos de Cristal, Cuencos Tibetanos, Fotografía Kirlian, Fitoterapia, Gemoterapia - Cristales, Meditación, Yoga...  ver más

Clara Ramos
Registros Akáshicos, Canalización, Reiki Usui, Tarot Evolutivo, Diksha, Formación de Lectores de Tarot Evolutivo, Formación de Lectores Registros Akáshicos, Reiki Arcangélico...  ver más

Gabriela Mara Segui
Registros Akáshicos, Consultoría Psicológica...  ver más

Graciela Silvia Piano
Registros Akáshicos, Terapia Vibracional, Memoria Celular, Sanación Reconectiva®, Cuencos Tibetanos...  ver más

Estela Riquelme
Terapias de Liberación Emocional, La Reconexión®, Sanación Reconectiva®, TRE Terapia de Respuesta Espiritual...  ver más

Estación de Luz
Meditación...  ver más

Michelle Maria de Nevares
Consultoría Psicológica, Counseling...  ver más

Lelia Bassarsky y Gabriel Fauci
Biodanza, Reiki Usui, Masajes, Masaje a 4 Manos...  ver más

Nancy Erica Ortiz
Los Niños de Hoy, Índigo y Cristal, Movimiento Corporal, Desarrollo Espiritual Conciente, Pedagogía Waldorf, Jóvenes de Hoy...  ver más

Más anunciantes:
Directorio de Profesionales y Facilitadores
Cursos a Distancia y Otros Servicios a Distancia
Talleres, Viajes y Eventos