Caminos al Ser, un portal hacia la realización del Ser y la Paz Mundial
 
Frase del día
"Cuando dices a la vida tal como es, cuando aceptas este momento como es, puedes sentir dentro de ti un espacio profundamente pacífico." Eckhart Tolle - libro "El Silencio Habla"
"Los Verdaderos Milagros", "El maestro y el discípulo", "El sol y la llama", "Despertar al Ser" (Cuentos con Sabiduría)


(Música por Jorge de Oro)

Los verdaderos milagros

Sol Bosque

Este es un diálogo que se dio entre tres personas que iban caminando por un sendero del bosque. Ellos eran: un sabio con fama de hacer milagros, un poderoso terrateniente del lugar y escuchándolos iba un joven, alumno del maestro sabio.
Poderoso: me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa, que hasta llegas a hacer milagros.
Sabio: soy una persona vieja y cansada...¿Cómo crees que puedo hacer milagros?
Poderoso: pero me han dicho que haces ver a los ciegos, vuelves cuerdos a los locos... sólo alguien muy poderoso puede hacer esos milagros.
Sabio: ¿ te referías a eso?. Tú lo has dicho, esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso... no un anciano como yo; esos milagros los hace Dios, yo sólo pido se conceda un favor para el enfermo, o el ciego, todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo.
Poderoso: yo quiero tener tener la misma fe para poder hacer los milagros que tú haces... muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios.
Sabio: esta mañana ¿volvió a salir el sol?.
Poderoso: sí, claro que sí...
Sabio: pues ahí tienes un milagro...el milagro de la Luz...
Poderoso: no, yo quiero ver un verdadero milagro: oculta el sol, saca agua de una piedra... mira, hay un conejo herido en el sendero, tócalo y sana sus heridas!
Sabio: ¿Quieres un verdadero milagro? ¿No es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace unos días?
Poderoso: sí, fue varón y es mi primogénito.
Sabio: ahí tienes el segundo milagro: el milagro de la vida!
Poderoso: sabio, tú no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro...
Sabio: ¿acaso no estamos en época de cosechas? ¿No hay trigo y sorgo donde antes había sólo tierra?
Poderoso: sí, igual que todos los años...Creo que no me he explicado bien... lo que yo quiero...
Sabio: sí, sí, te has explicado bien, yo ya hice todo lo que podía hacer por ti, lamento desilusionarte, no puedo hacer nada más!

 Dicho esto, el terrateniente se retiró desilusionado por no encontrar lo que buscaba. El sabio y su alumno se quedaron parados en la vereda; cuando ya el poderoso terrateniente se había alejado demasiado, el sabio se dirigió a la orilla del sendero, tomó al conejo, sopló sobre él y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo desconcertado y le dijo a su maestro: -maestro, te he visto hacer milagros como éste casi todos los días, ¿por qué te negaste a mostrarle uno al caballero? ¿Por qué lo haces ahora que no puede verlo? Y el sabio le contestó:
        -Lo que él buscaba no era un  milagro, era un espectáculo. Le mostré tres milagros y él no pudo verlos... para ser rey, primero hay que ser príncipe, para ser maestro primero hay que ser alumno... no puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas más milagros que los que Dios te da todos los días sin que tú se los hayas pedido.


El maestro y el discípulo

 ¿ Qué tengo que hacer yo para ser santo? -preguntó el joven Kumar a su Maestro Tulsideva. -¿Debo ser bueno?. -Debes ser bueno, sí, pero ello no es todo, -respondió Tulsideva.
-¿Debo ser puro?.
-Sí, pero igual ello no es todo.
-Tal vez lo que necesite es hacer una peregrinación a los lugares sagrados, alimentarme de frutos solamente y vivir para la oración.
El maestro permaneció callado. Como llegaba la noche, prendió la lámpara de su cuarto, y una mariposa, atraída por la luz, se fundió con ella.
Tulsideva, al contemplarla, dijo entonces a su discípulo:
-Kumar, esa mariposa no ha leído como tú grandes tratados de metafísica, ni ha buscado un Maestro a quien preguntarle cómo hacer para fundirse con su amado fuego. Tú también, como la mariposa, cuando tengas el corazón pletórico de Amor  por Dios, te fundirás en la llama de su amor para ser Uno con Él, quemando de ese modo los trajes de tu ego y sus inacabables preguntas, dudas y filosofemas. Interrogamos cuando todavía no sabemos andar el camino. Cuando ya lo conocemos se duermen nuestras elucubraciones. Así también, cuando el Amor a Dios despierta en nuestros corazones, nos dedicamos simplemente a amarlo y esa es, querido Kumar, la más pura Santidad.


El sol y la llama

 - ¡Ay, quien fuera como tú! -dijo la llama de la lámpara al sol maravilloso del atardecer.
 -Eres como yo, -le dijo éste sonriendo- realmente eres como yo....
 Al llegar la noche, todo el espacio se pobló de sombras. Estas, sin embargo, no pudieron ingresar a la casa donde ardía la llama.
 -Soy como tú...realmente soy como tú...-dijo entonces la llama. Y se abrió como una mágica flor de pétalos de fuego, iluminando generosamente la morada.


Despertar al Ser

  "Tengo veinte años", pensaba Gopal, "si medito durante veinte años más, ya tendré la mente bastante domeñada. Leeré las Sagradas Escrituras por otros diez. Luego, los diez años últimos de mi vida me sumiré en meditación".
Para su desgracia -o su suerte- había hablado en voz alta. Su Maestro, que estaba a su lado, releyendo unos escritos, lo escuchó y le dijo:
-Gopal, hijo mío, no pareces un estudiante. Te asemejas más bien a un avaro que cuenta las monedas de su tiempo con extrema exactitud, como si supiera lo que el devenir de los días le tiene destinado. No lo hagas, porque ello es malo para tu alma. Libérate de las opresiones del tiempo. Conciencia tu verdadera naturaleza, que es Eternidad. ¿Qué sabes tú si vivirás un día más, o cien años más, o cien vidas más? No pierdas tus horas regateando con el pirata Tiempo, que a fin de cuentas, ha de llevarse todas tus horas en su nave hacia los mares del olvido. Genera en ti constantemente la idea de tu propia perennidad y verás que cuando logres darte cuenta de que eres de la misma esencia de lo Infinito, florecerá en ti la Suprema Armonía que esperas hallar recién en tu ancianidad. Si la idea de tu Eternidad, si la conciencia de que eres el Ser no despierta en ti, Hijo mío, deberás esperar no sesenta años, ni ochenta, sino que deberás vivir miles de vidas hasta que esa Realidad florezca dentro de tu corazón".


Autor de "Los verdaderos milagros": Desconocido
Reedición:
www.caminosalser.com

Fuente de "El maestro y el discípulo", "El sol y la llama", "Despertar al Ser":
"Cuentos para el alma" de Ada Albrecht



Comentarios: (nota: se muestran primero los comentarios más recientes)
  1. Esther   28-12-2014 17:03hs - país: Republica Dominicana
    Preciadas enseñanzas que no pueden pasar desapercibidas, gracias por la bondad de publicarlas.
  2. Elias   12-05-2011 20:40hs - país: Mexico
    Una vez escuché la primer enecdota en el radío y desde entonces seguí el ejemplo de lo que dice aquello me sentí tan bien que creo que cambio mi vida, mucha gente puede cambiar su perspectiva solo con una cosa tan pequeña con la que nos identificamos toda la vida, desde entonces fue fue como borrar todos aquellos rencores y dar testimonio de la nueva vida que se nos es concevida atravéz de solo una lectura; hasta ahora ha sido un tanto dificil tratar de expresarselo a la demás gente, pero con mucha fe como con el maestro, será solo cuestión de tiempo.
Te invitamos a ingresar tu comentario, desde la Esencia y el Respeto Mutuo:
Mensaje Especial:
Name:
Tu nombre:
Email:
Tu Email:
Confirma tu Email:
Tu País:
Comentarios:
Tu comentario:

(5000 caracteres disponibles)
- las direcciones web serán automáticamente convertidas en links
- puedes embeber videos de youtube, vimeo, etc.
- no está permitido ingresar publicidad ni comentarios ofensivos
 

| Volver a la sección principal de Cuentos, Escritos, Leyendas y Relatos |
| Volver a la home principal |


Michelle Maria de Nevares
Consultoría Psicológica, Counseling...  ver más

Nancy Erica Ortiz
Los Niños de Hoy, Índigo y Cristal, Movimiento Corporal, Desarrollo Espiritual Conciente, Pedagogía Waldorf, Jóvenes de Hoy...  ver más

Natacha Echeveste
Reiki, Registros Akáshicos, Cuencos de Cristal, Cuencos Tibetanos, Fotografía Kirlian, Fitoterapia, Gemoterapia - Cristales, Meditación, Yoga...  ver más

Silvia Belliard
Meditación, Terapias Florales, Reiki Usui, Símbolos de Luz, Aromaterapia, Radiestesia...  ver más

Gabriela Mara Segui
Registros Akáshicos, Consultoría Psicológica...  ver más

Lelia Bassarsky y Gabriel Fauci
Biodanza, Reiki Usui, Masajes, Masaje a 4 Manos...  ver más

Clara Ramos
Registros Akáshicos, Canalización, Reiki Usui, Tarot Evolutivo, Diksha, Formación de Lectores de Tarot Evolutivo, Formación de Lectores Registros Akáshicos, Reiki Arcangélico...  ver más

Estación de Luz
Meditación...  ver más

Lic. Alejandro Grunstein (Psicólogo U.B.A.)
Ensueño Dirigido, Trabajo de Pareja Interior, Constelaciones Individuales, Constelaciones Familiares, Psicología Clínica, Psicología Sistémica, Psicología Transpersonal, Psicología Gestáltica, Psicoterapia Sistémica, Psicoterapia Clínica, Psicoterapia Transpersonal, Psicoterapia Gestáltica, Autoasistencia Psicológica (Dr. N. Levy), Terapia Primal, Supervisión a Coaches y Counselors, Supervisión del Rol del Terapeuta, Supervisión a Lic. en Psicología, Terapia Transgeneracional...  ver más

Sebastián Alberoni
Meditación, Meditación de la Conciencia Pura, Ho'Oponopono, Camino Espiritual Integrado...  ver más

Más anunciantes:
Directorio de Profesionales y Facilitadores
Cursos a Distancia y Otros Servicios a Distancia
Talleres, Viajes y Eventos